UNA EXPERIENCIA PARA SENTIR

Teatro en el aire tiene su origen en el año 2002, y en un inicio, se centraba en la creación escénica como medio de expresión, siempre con la intención de crear arte vivo en el que el público no sea mero espectador sino que participe de la experiencia junto con los artistas.

Nuestras creaciones investigan acerca de la relación entre las artes plásticas, la performance y el teatro por un lado, y los ritos y códigos ancestrales por otro, integrando todo ello dentro de la expresión teatral. Nuestro objetivo es generar poesía y experiencia en nuestros espectadores y que puedan sentir placer, conocimiento y armonía.

Este juego teatral introduce, a quien lo prueba, en un universo en el que los sentidos ayudan a viajar por la memoria. En algunos casos, ayuda a reencontrarse con la propia vida y, en otros, a disfrutar de un mundo imaginario.

 

El espectador regresa a sus orígenes: huele, palpa y percibe como si fuera por primera vez. Y todo ello ocurre gracias a la conjunción de la penumbra, el silencio y la palabra poética, las texturas, los olores y los sabores que se ofrecen en cada una de las experiencias de arte vivo. 

Sin embargo su creadora, Lidia Rodríguez va mucho más allá y decide ampliar su visión del arte como fuente de conocimiento, placer y sanación y ofrecer otro tipo de servicios utilizando su propia metodología como es la terapia individualizada (El Hilo de la Creación), los viajes experienciales (La Ruta de los Sentidos) y sus servicios a empresas e instituciones (Teacreativa).